Selección de productos para atención de heridas 

Byram ofrece una amplia gama de vendajes para heridas que ayuda a reducir el tiempo que lleva cicatrizar una herida crónica.

Los productos que elige el profesional de la salud para cicatrizar su herida es importante. Es por eso que Byram ofrece una amplia selección de apósitos para heridas comerciales que facilitan el proceso de cicatrización.

hombre mirando una computadora
Byram suministra los siguientes apósitos avanzados para la atención de heridas. Haga clic en el menú desplegable para ver una breve descripción e información sobre su aplicación.

Apósitos con iones de calcio

Los apósitos con iones de calcio son apósitos con fibras sumamente absorbentes hechas con algas pardas. Cuando se las mezcla con drenaje de heridas, forman un gel natural que contribuye a acelerar el proceso de cicatrización, promueve el desbridamiento autolítico, y absorbe el exceso de fluidos. Están disponibles en láminas y cintas.  Pueden pedirse con plata, que ayuda a reducir la cantidad de bacterias presentes en la herida. Estos apósitos sirven para heridas que producen drenaje moderado a alto, y requieren un apósito secundario para mantenerlo en su lugar. Los apósitos con alginato de calcio pueden cambiarse a diario, dependiendo de la cantidad de drenaje presente en la herida.

Cómo aplicarlo:

  1. Cortar el apósito del tamaño de la herida.
  2. Colocarlo directamente sobre la herida.
  3. Cubrir el alginato con un apósito secundario como gasa, espuma, o un apósito mixto, según indique su médico.
  4. Cuando aplique cinta con alginato en cavidades, evite sobrecargar la herida. 

Apósitos de colágeno

Los apósitos de colágeno provienen de fuentes animales, como ganados, caballos, o cerdos y no deben emplearse si es alérgico a estos animales. El colágeno contribuye a promover la generación de nuevo colágeno en la zona de la herida, y puede acelerar el proceso de cicatrización. Los apósitos de colágeno vienen en gel, polvo, crema, o láminas congeladas que se colocan directamente sobre la herida. Los apósitos de colágeno en general se cambian en cualquier lugar de 1 a 7 días, dependiendo del producto empleado y del caudal del drenaje.

Cómo aplicar una lámina de colágeno:

Lámina de colágeno:
  • Cortar el apósito del tamaño de la herida.
  • Aplicar directamente sobre la herida.
  • De ser necesario, humedecer el apósito con solución salina.
  • Aplicar un apósito secundario según las instrucciones de su médico.
Cómo aplicar geles de colágeno:
  • Aplicar una cantidad generosa de gel en la base de la herida y cubrirla con gasa o un apósito secundario, según recomiende su médico. También puede aplicar gel directamente en la gasa y colocarle en contacto con la superficie de la herida.

Apósitos compuestos

Los apósitos compuestos combinan dos o más capas de material en un único apósito. Funcionan como apósito primario o secundario en distintos tipos de heridas. A menudo, los apósitos compuestos se usan en conjunto con medicación tópica para una cicatrización más efectiva. La mayoría de los apósitos compuestos vienen con un borde adhesivo y están disponibles en diferentes tamaños; algunos brindan una barrera bacterial en la herida. Estos apósitos son versátiles y convenientes tanto en heridas poco profundas como profundas.

Cómo aplicarlo:
  • Quitar todo el embalaje.
  • Retirar las cintas plásticas como haría con una Band-Aid grande.
  • Aplicar sobre la herida.

Apósitos de espuma

Los apósitos de espuma fueron diseñados para crear un entorno húmedo que facilite la cicatrización. Están hechos de polímeros resistentes al agua (en general, poliuretano), que absorbe el drenaje de la herida. Los apósitos de espuma en general son antiadherentes y permiten que el vapor de agua ingrese, filtrando bacterias y contaminantes. Los apósitos de espuma pueden cambiarse cada 3 días.

Cómo aplicarlo:
  • Quitar todo el embalaje.
  • Aplicar la espuma directamente sobre la herida.
  • Si la espuma tiene una cubierta secundaria, siempre va hacia afuera.
  • Si la espuma tiene un borde adhesivo, presionar suavemente sobre la piel para que se adhiera.

Apósitos con miel

Los apósitos con miel se hacen con miel de grado medicinal y vienen en geles, gasas y fibras. Brindan un entorno húmedo para la cicatrización de la herida y ayudan al desbridamiento y, al mismo tiempo, reducen la presencia de bacterias.

Cómo aplicar
  • Aplicar la miel en la gasa y colocar en la base de la herida.
  • También se puede colocar una capa fina de apósito con miel en la base de la herida y cubrirla con gasa.
  • Cubrir la gasa con un apósito secundario.

Apósitos con hidrocoloide

Los apósitos hidrocoloides suelen ser la mejor opción cuando se trata de zonas de heridas excesivamente secas. Los hidrocoloides crean un entorno húmedo que favorece el proceso de cicatrización del cuerpo y contribuye a la remoción de tejido inviable sin dañar el tejido nuevo. En general, solo absorben una cantidad moderada de drenaje. Los apósitos hidrocoloides pueden dejarse de 3 a 7 días.

Cómo aplicarlo:
  • Quitar el plástico del apósito.
  • Colocar el apósito sobre la herida con el lado adherente hacia abajo para que toque la herida.
  • El apósito debe ser aproximadamente 1 pulgadas más grande que la herida en todos los bordes.
  • Presionar el apósito sobre la base de la herida.

Apósitos de hidrofibra

Los apósitos de hidrofibra son cubiertas absorbentes para heridas que administran drenajes. Funcionan convirtiendo el fluido de la herida en un gel que ayuda a mantener un entorno húmedo para una cicatrización óptima y la formación de tejido de granulación. Los apósitos de hidrofibra vienen en distintos tamaños y formas, incluidas cintas para cavidades, y están disponibles con o sin plata. Los apósitos con hidrofibra pueden cambiarse diariamente, según el caudal de drenaje.

Cómo aplicarlo:
  • Cortar el apósito del tamaño de la herida.
  • Aplicar el apósito directamente sobre la herida.
  • Cubrir con un apósito secundario como gasa, espuma, o un apósito mixto, según indique su médico.
  • Cuando se coloquen cintas en cavidades, debe evitarse sobrecargar la herida.

Apósitos de hidrogel

Los apósitos de hidrogel están compuestos principalmente de agua mezclada con polímeros y vienen en forma de gel o láminas. Su composición ayuda a mantener la base de la herida húmeda y por ello no se recomienda para heridas con alto caudal de drenaje. El hidrogel es más efectivo en heridas secas o quemaduras de grado menor, daño en la piel por radiación, raspaduras graves y lesiones de grosor total o parcial. Los apósitos de hidrogel son antiadherentes, no generan traumatismo y ayudan a aliviar el dolor. Deben cambiarse cada 1-3 días.

Cómo aplicar hidrogel:

Este producto puede emplearse de dos formas:
1. Aplicar una capa fina del tamaño de una moneda de gel sobre la base de la herida y cubrirla con gasa u otro apósito secundario.
2. Aplicar gel sobre la gasa y colocarla en contacto con la herida. Cubrir con un apósito secundario y pegar con cinta.

Cómo aplicar una lámina de hidrogel:

  • Quitar todo el embalaje.
  • Aplicar el lado adherente sobre la herida.
  • Los bordes deben sobresalir de la herida por lo menos 1 pulgadas en todas las direcciones.
  • Cubrir con un apósito secundario o pegar con cinta los bordes.

Apósitos impregnados:

Los apósitos impregnados para heridas son tipos de gasa y tiras, cintas y esponjas no tejidas. Vienen impregnadas en una solución como emulsiones, aceites, agentes o compuestos que promueven la cicatrización. Ejemplos de apósitos impregnados:

  • Gasa con solución salina hipertónica - Se usa en general para absorber drenajes y limpieza de heridas. Se cambia diariamente y a veces genera destrucción de tejido.
  • Gasa impregnada en yodo - Se emplea en heridas de cavidad con secreción. Se cambia diariamente y a veces genera destrucción de tejido.
  • Gasa impregnada en petrolato - Ayuda a proteger e hidratar la herida. Se recomienda cambiar el apósito cada 2-4 días y es especialmente eficaz en desgarros de la piel de las extremidades.

 

Apósitos superabsorbentes:

Los apósitos superabsorbentes son cobertores multicapa de heridas que combinan una capa de fibras antiadherente o semi-antiadherente con una capa de fibras sumamente absorbente. Están especialmente diseñados para minimizar la adherencia a la herida y administrar drenajes de manera eficaz. Pueden usarse como apósito principal o secundario.

Cómo aplicarlos:
  • Aplicar como apósito principal directamente sobre la base de la herida.
  • Aplicar como apósito secundario sobre un apósito principal en la herida.
  • Las indicaciones de fábrica le indicarán cuál es el lado que debe colocarse hacia abajo sobre la herida.

 

Cinta transparente

Las cintas transparentes son apósitos delgados y transparentes realizadas en poliuretano. No absorben drenaje. Permiten que una pequeña cantidad de líquido pase a través de un proceso denominado Transferencia de Vapor de Humedad. Los apósitos de cinta transparente son impermeables al agua y a las bacterias.

  • Quitar todo el embalaje.
  • Retirar la parte de atrás del apósito y aplicar la parte adherente hacia abajo sobre la herida.
  • El apósito debe ser aproximadamente 1 pulgadas más grande que la herida en todos los bordes.
  • Si tiene otra capa de papel, retirarla suavemente. No estirar demasiado el apósito, debe quedar plano sobre la herida.

Explore nuestra información sobre atención de heridas

Además de ofrecer nuestros productos, los catálogos incluyen valiosa información sobre cobertura y programas educativos. 

Más información
catálogo sobre atención de heridas